28
Youcat: Catecismo joven de la Iglesia Católica - Los Misioneros del Sagrado Corazón somos una Congregación religiosa católica y anunciamos en el mundo entero el amor gratuito y misericordioso de Dios hecho Corazón humano.


552
Lo que creemos: I Parte (1-165) - Youcat el Catecismo joven de la Iglesia Católica - Los Misioneros del Sagrado Corazón somos una Congregación religiosa católica y anunciamos en el mundo entero el amor gratuito y misericordioso de Dios hecho Corazón humano.


254
Web de la Acción Católica General (ACG), asociación de laicos de la Iglesia Católica en España.


104
804-805: Resumen de la Iglesia como Pueblo de Dios y Cuerpo de Cristo: Seguimos exponiendo el resumen que hace el Catecismo sobre la Iglesia como Pueblo de Dios en su n. 804, que ampliamos con lo que dice el n. 125 del Youcat.


221
Ahí tienes a tu Madre. Quincenal. Dar a conocer la figura de María en el misterio de Cristo y de la Iglesia nos ayuda a vivir el misterio del corazón...


79
Las cinco formas principales de oración son la bendición, la adoración, la oración de petición y de intercesión, la oración de acción de gracias y la oración de alabanza.


378
Que Dios nos conceda imitar a sus Santos, modelos de amor, de entrega y de servicio para la construcción del reino que tanto anhelamos, así glorificaremos a Dios con nuestras vidas y le agradeceremos por el privilegio de pertenecer a su única y verdadera Iglesia, Santa, Católica y Apostólica.


432
Estos videos los podemos utilizar para mostrar ejemplos concretos de la vida de los santos, como por ejemplo, el tema 3 del material Vosotros sois mis discípulos, titulado: "Vosotros sois la sal de la tierra y la luz del mundo" en donde podemos encontrar parte del cómic que aparece en esta producción.


675
Desde los orígenes, la humanidad ha tenido que hacer frente a una cuestión fundamental: la forma de preservar y transmitir su cultura, es decir, sus creencias y conocimientos, tanto en el espacio como en el tiempo.


886
El periodo dictatorial del franquismo en España, que duró desde 1939 hasta mediados de los años setenta, era de ideología nacionalcatólica y contaba con el apoyo del falangismo y de la Iglesia católica.